Nueva York, un puente al mundo

Coordenadas: 40°40′N 73°56′O

Nueva York podría ser uno de los destinos más visitados por los residentes de Puerto Rico. Ya sea porque van a visitar familia; necesitan hacer escala aérea para un próximo destino; son fanáticos de Broadway; quieren ver la Estatua de la Libertad o simplemente quieren darse una escapadita de fin de semana. No importa la razón. La realidad es que, aún con su fama de ciudad apresurada y algo vanidosa, se puede decir que muchos puertorriqueños aman la ciudad de Nueva York.

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}      Este famoso logo fue creado en 1977 por el artista gráfico Milton Glaser como parte de una campaña de turismo que buscaba restaurar la imagen de la ciudad impactada por altos niveles de criminalidad.  (freelargeimages.com)

Este famoso logo fue creado en 1977 por el artista gráfico Milton Glaser como parte de una campaña de turismo que buscaba restaurar la imagen de la ciudad impactada por altos niveles de criminalidad.  (freelargeimages.com)

Pasan trenes por abajo. Pasan carros por arriba. 

Yo he visitado esta ciudad más de quince veces, aún sin familiares que visitar: de adulta, de niña, soltera, casada, en familia, con amigas, por trabajo y hasta para correr un medio maratón. La veo como una ciudad de innumerables posibilidades, como un puente al mundo. Tal vez por algo que recitaban mis papás cada vez que escuchaban nombrar la ciudad: Nueva York ciudad de grandes avenidas. Pasan trenes por abajo. Pasan carros por arriba. Y luego de ir con mis suegros, puede ver que Nueva York ha sido vanguardista, especialmente en la creación de espacios públicos.

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Entre los eventos deportivos que definen la ciudad se encuentran el Maratón de Nueva York, que se celebra en noviembre y el Medio Maratón, a mediados de marzo. Ambos atraviesan el Parque Central.  Foto: Ray Cuevas

Entre los eventos deportivos que definen la ciudad se encuentran el Maratón de Nueva York, que se celebra en noviembre y el Medio Maratón, a mediados de marzo. Ambos atraviesan el Parque Central.  Foto: Ray Cuevas

Parque Central, un bosque urbano rodeado de rascacielos

Conocer la historia de cómo se ha batallado la preservación de estas ochocientas cuarenta y tres hectáreas de bosque, en el mismo centro de una ciudad en desarrollo, aumentó mi amor y veneración por el Parque Central. Graffiti, erosión, protección contra la contaminación, así como la restauración de la ruta alrededor de la Reserva, son algunas de las tareas requeridas en un espacio que es visitado cuarenta y dos millones de veces al año. Cada entrada al parque es como un umbral, que te permite dejar atrás la ciudad de taxis amarillos y rascacielos para llegar a un oasis de paz.  

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El lago en Parque Central se puede navegar en botes alquilados durante la primavera y el verano. Foto: Marco Dettling.

El lago en Parque Central se puede navegar en botes alquilados durante la primavera y el verano. Foto: Marco Dettling.

Agua, jardines y John Lennon

El parque es tan extenso que hay quienes lo recorren en bicicleta o desde los famosos carruajes tirados por caballos. Nosotros optamos por ir cada día de nuestras vacaciones al menos una hora y explorarlo poco a poco. Encontramos fuentes, jardines, áreas de juegos, cuerpos de agua, corredores, restaurantes y el memorial al famoso cantante británico John Lennon. 

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El puente de Brooklyn opera desde el 1883. Foto: Bruny Nieves

El puente de Brooklyn opera desde el 1883. Foto: Bruny Nieves

Puente de Brooklyn, emblema de la ciudad

No miento cuando escribo que mis suegros, suizos senderistas, me hicieron caminar, ¡desde Soho hasta nuestro hotel, en la calle 79 Oeste! Por lo que cruzar a pie el Brooklyn Bridge fue pan comido para todos. Esta travesía es escénica, no sólo porque ves el paisaje de Manhattan desde otro ángulo, sino por la propia arquitectura del puente. Mientras lo cruzas hay que mantener un buen paso para evitar tropezar con los ciclistas o la multitud de turistas que encuentras, no importa la época del año.  

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El Puente de Brooklyn es famoso por ser el primero en el mundo cuya construcción suspendida fue lograda utilizando cables de acero. Foto por Bruny Nieves

El Puente de Brooklyn es famoso por ser el primero en el mundo cuya construcción suspendida fue lograda utilizando cables de acero. Foto por Bruny Nieves

Manhattan vs. Brooklyn

Muchos artistas y familias llegaron en los noventa hasta Brooklyn buscando rentas más económicas que en Manhattan. Hoy se ha virado la tortilla, en cuestión de rentas, todos quisieran vivir en Brooklyn. Nos los culpo; a mi me encantó el groove ecléctico y bohemio mezclado con espacios recreativos maravillosos que impera en la vecindad conocida como DUMBO (acrónimo para Down Under the Manhattan Bridge Overpass). Luego de recargar energías con una rica pizza en el famoso restaurante Grimaldi’s, pasamos una tarde tranquila explorando sus calles y galerías y disfrutando el parque Brooklyn, a la orilla del río Este.

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    Este carrusel, construido en 1922, fue adquirido y restaurado por Jane Wallentas en los años ochenta. Es por esto que ahora se le conoce como el Carrusel de Jane. Foto: Marco Dettling

Este carrusel, construido en 1922, fue adquirido y restaurado por Jane Wallentas en los años ochenta. Es por esto que ahora se le conoce como el Carrusel de Jane. Foto: Marco Dettling

Highline, nuevo uso para viejas líneas de trenes de carga

El parque Highline se eleva en el lado oeste de Manhattan como excelente ejemplo de revitalización urbana. El movimiento para salvar este espacio cobró auge con las imágenes del fotógrafo Joel Sternfeld que capturaban la naturaleza espontánea que había crecido sobre los rieles.  Aunque ahora el espacio está más adornado con arte público y la moderna estructura, sobre la que descansa el parque, perdura la sensación de estar atravesando un jardín algo salvaje. 

Normal 
 0 
 
 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 EN-US 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
       
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
      /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Table Normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}    El área llamada Diller-Von Furstenberg Sundeck & Water Feature, permite refrescarse los pies durante primavera y verano. Foto: Bruny Nieves

El área llamada Diller-Von Furstenberg Sundeck & Water Feature, permite refrescarse los pies durante primavera y verano. Foto: Bruny Nieves

Sabor propio

Cada distrito de la ciudad de Nueva York tiene sabor y características propias.  Con cada visita aprovecho para hospedarme en un barrio nuevo, lo que me  permite profundizar la experiencia de visitar tan fantástica ciudad y tal vez encontrar algo que nadie me había contado antes.


Vista desde el Empire State Building. Foto: Pamy Rojas

Vista desde el Empire State Building. Foto: Pamy Rojas

Prácticas de turismo consciente:

1)   Respetar los espacios públicos.

2)   Promover atracciones con prácticas sustentables.

3)   Apoyar al pequeño comerciante.

4)   Explorar los destinos en bicicleta o caminando.


Siempre hay algo pasando en Times Square. Foto: Pamy Rojas

Siempre hay algo pasando en Times Square. Foto: Pamy Rojas


The Filling Station en Chelsea Market. Foto: Fernando M. Rojas

The Filling Station en Chelsea Market. Foto: Fernando M. Rojas


Chelsea Market está localizado en la Novena Avenida, entre las calles 15 y 16. Foto: Fernando M. Rojas

Chelsea Market está localizado en la Novena Avenida, entre las calles 15 y 16. Foto: Fernando M. Rojas