10 prácticas de Turismo Consciente

Como ya he mencionado anteriormente estoy en un proceso de crecimiento en cuanto a lo que Turismo Consciente se refiere. Soy más juiciosa al escoger no solo el lugar que voy a visitar, sino la hospedería donde me voy a quedar. Sin embargo, en muchos casos, los lugares que visito no necesariamente son sostenibles, pero igual hago lo posible por ser responsable durante el viaje. Aquí les presento algunos ejemplos de lo que practico:

1. Siempre que es posible, pido agua de la pluma (grifo) en vaso de cristal, evito usar botellas plásticas que generan más basura. Prefiero la vajilla, en vez de platos o vasos plásticos. No es por altanería... Simplemente es por no producir tanta basura. En el caso que visite un lugar donde el agua no es potable, pues bebo de agua embotellada, preferiblemente en cristal.

2. Siempre llevo bolsas de tela para no usar bolsas plásticas. Las bolsas plásticas son mortales para los animales marinos.

3. En los hoteles uso las toallas de baño más de una vez. Si en casa lo hago, por qué no en el hotel. Así ahorro agua.

4. Evito los lugares con alta contaminación de ruido. Prefiero sitios donde se escuche la naturaleza.

5. No viajo en crucero, por el impacto ambiental, por el consumo desmedido de alimento, por la producción de tanta basura y por las aguas usadas que tiran al mar. 

6. No apoyo, ni visito lugares como Sea World, tampoco promuevo nadar con delfines, ni voy a zoológicos.

7. Los productos que consumo cuando viajo son locales. Busco restaurantes y negocios que usen productos del país y si son orgánicos mejor. No consumo alimentos de cadena de restaurantes, no solo por mi salud, sino porque su huella ambiental es enorme.

8. Las hospederías donde me quedo son locales también. Promuevo la economía del lugar.  Las grandes cadenas hoteleras no me llaman la atención, prefiero un parador, una casa rural o una hospedería rústica.

9. Practico actividades de bajo impacto al medio ambiente como kayak y paddle board; en vez de motoras acuáticas.

10. Cuando viajo voy con una mente abierta para descubrir que es lo que este nuevo lugar me tiene que enseñar.

Me falta mucho todavía para tener un impacto mínimo en el planeta, por tener una consciencia completa.... pero por ahí vamos. Creciendo, evolucionando y aprendiendo... Creo que lo más importante es ser tolerante e inclusivo y respetar el hecho de que todos los seres humanos estamos en un proceso de cambio y evolución constante.

Gracias por leernos y compartir este viaje.