Bolsas plásticas, dilo una vez más

Foto: NOAA.GOV


Es sábado, el supermercado está repleto. Soy la única persona en todo el lugar que llevó bolsas de tela para su compra. Una sola persona. Todos los demás, usan bolsas plásticas

Observo al empleado empacando la compra del cliente que está antes que yo en la fila. Veo el plástico blanco con letras rojas arropando la lata de habichuelas, el paquete de arroz y las salchichas. Esa bolsa plástica se podría usar nuevamente en para el zafacón; pero en algún momento va a parar al vertedero, o peor aún, al mar. Imagino al arrecife de coral asfixiándose por la bolsa plástica que lo envuelve.

La leche y el queso en otra bolsa plástica. Los refrescos en bolsa plástica doble, pesan mucho, la bolsa plástica se puede romper. Las frutas, que ya se empacaron en una bolsa plástica pequeña, también se echan en otra bolsa plástica. Tantas bolsas plásticas me hace pensar en el caso de la ballena que encontraron muerta en la costa holandesa; el estómago estaba lleno de bolsas plásticas.

bolsa-plastica-dejavutravelpr

Sin embargo, la bolsa plástica es más barata para el supermercado. Desde la década de los ochenta reemplazaron las bolsas de papel por las bolsas plásticas; recuerdo con nostalgia las bolsas de papel de estraza. Pienso en la economía del dueño del colmado. Visualizo a la tortuga marina cuando se asfixia al comer la bolsa plástica, porque la confunde con una medusa.

El cliente que estaba frente a mi utilizó aproximadamente treinta bolsas plásticas. Si estimamos que va al supermercado cada semana, esas treinta bolsas plásticas se convierten en ciento veinte mensuales y mil cuatrocientos cuarenta al año. ¡Casi mil quinientas bolsas plásticas en un solo hogar! ¡Mil quinientas bolsas plásticas generadas por una sola persona!

 Imagino que ya estás harto de las bolsas plásticas, bolsas plásticas, bolsas plásticas. ¡Yo también!

Cuando publiqué este escrito en mi blog Palmira, la pregunta ¿dónde consigo las bolsas de tela? no se hizo esperar. Así que, decidimos ofrecer una opción para todos aquellos que ya no desean matar tinglares, ni asfixiar corales... Aquí te presentamos nuestra línea de bolsas de tela: Tienda DejaVu Travel.