Alto Adige, una región aferrada a su origen

Coordenadas: 46°30′00″N 11°20′00″

Cuando mi esposo organiza las vacaciones, no me involucro mucho, para dejarme sorprender.  En esta ocasión, sabía que íbamos a una hermosa región montañosa en Italia, cercana a la frontera con Suiza y Austria, conocida como Südtirol (para los germanoparlantes) o Alto Adige (para los italoparlantes).  Estaba al tanto de que en la región se hablaban los dos idiomas, pero en mi cabeza: ¡yo iba para Italia!  Y aunque sí tomé buenos vinos, la comida y los matices culturales que apreciamos no fueron muy italianos que digamos.

Vista del río Adige, conocido como Etsch en alemán.  Foto: Bruny Nieves

Vista del río Adige, conocido como Etsch en alemán.  Foto: Bruny Nieves

Austria, Italia y Alemania

Un pasado político ligado a Austria, Italia y Alemania matiza toda la región, hasta su nombre, que es diferente en cada idioma. Tirol es el nombre de una región en Austria; Südtirol, sirve para explicar que este pedazo de tierra queda al sur del Tirol.  Adige se llama un río que nace aquí; así que Alto Adige denomina la tierra que queda en la parte alta de este río. No soy amante de la historia, pero solamente conociendo la que se dio en esta región, se pueden comprender sus contrastes. 

Toda la información importante se encuentra traducida en los dos idiomas, por lo que fue útil mi conocimiento de alemán. Foto: Bruny Nieves

Toda la información importante se encuentra traducida en los dos idiomas, por lo que fue útil mi conocimiento de alemán. Foto: Bruny Nieves

Un poco de historia

Así que en pocas líneas se las resumo: La región fue parte del imperio austrohúngaro hasta finales de 1919, pero después de la Primera Guerra Mundial, pasó a manos de Italia. En este periodo se trató de italianizar a sus habitantes prohibiendo el idioma y las tradiciones de origen austriaco.  Mientras que durante la Segunda Guerra Mundial, se trató de separar a la población, entre los que se sintieran alemanes (a quienes se invitó a volver a Alemania o Austria) y los que prefirieran permanecer como italianos.

Finalizada la guerra, se acordó que la población de habla alemana se quedaría en Italia y se respetaría sus derechos. Y aunque existían fuerzas separatistas que querían la reunificación con Austria, en el 1972, tras años de negociaciones, se reconoció la autonomía política y cultural de esta región. Hoy un 70% habla alemán y aproximadamente un 27% italiano, ambos son idiomas oficiales.  ¡Se acabó la clase de historia!

Esta corona, hecha con paja por nuestra anfitriona en el agriturismo, se usa como puente en los bailes del Erntedankfest; un festival de origen alemán que se celebra a finales de octubre para dar gracias por una cosecha exitosa.  Foto: Bruny Nieves

Esta corona, hecha con paja por nuestra anfitriona en el agriturismo, se usa como puente en los bailes del Erntedankfest; un festival de origen alemán que se celebra a finales de octubre para dar gracias por una cosecha exitosa.  Foto: Bruny Nieves

Agriturismo y gastronomía

Nos hospedamos en un agriturismo donde pudimos conversar con nuestros anfitriones y entender su perspectiva de este transfondo.  Ellos pertenecen al grupo que habla alemán y celebra con tradiciones y platos de origen austriaco; pero se sienten italianos.  Y durante nuestros recorridos, pudimos ver evidencia de esta historia compartida. Espero que mis fotos sirvan para compartir con ustedes un viaje que no fue lo que esperaba (porque recuerden que yo juraba que iba para Italia), pero que en definitiva, logró sorprenderme.

Una de las sobre 27,000 Stolpersteine colocadas en ocho ciudades europeas que fueron tocadas por el Holocausto. El nombre significa ‘piedras con las que te tropiezas’ y esto fue literalmente lo que nos pasó. Mientras caminábamos nos percatamos del color dorado del adoquín, paramos a apreciarlo y luego buscamos su origen: esta placa conmemora a las víctimas y se coloca frente al que fuera su hogar de residencia.  Foto: Bruny Nieves

Una de las sobre 27,000 Stolpersteine colocadas en ocho ciudades europeas que fueron tocadas por el Holocausto. El nombre significa ‘piedras con las que te tropiezas’ y esto fue literalmente lo que nos pasó. Mientras caminábamos nos percatamos del color dorado del adoquín, paramos a apreciarlo y luego buscamos su origen: esta placa conmemora a las víctimas y se coloca frente al que fuera su hogar de residencia.  Foto: Bruny Nieves


Las visitas frecuentes de la emperatriz Isabel de Austria, conocida como Sisi, convirtieron a la ciudad de Merano en el lugar de moda para la burguesía del siglo XIX.  Una hermosa manera de recorrer la ciudad es tomando el sendero Sisi, que pasa por el hotel Bavaria y el castillo Trauttmansdorff, donde muchas veces pernoctó la emperatriz. Aunque hay rótulos que marcan el camino, les recomiendo estudien el mapa antes pues puede es algo confuso y nosotros terminamos ¡dando vueltas de más! Foto: Bruny Nieves

Las visitas frecuentes de la emperatriz Isabel de Austria, conocida como Sisi, convirtieron a la ciudad de Merano en el lugar de moda para la burguesía del siglo XIX.  Una hermosa manera de recorrer la ciudad es tomando el sendero Sisi, que pasa por el hotel Bavaria y el castillo Trauttmansdorff, donde muchas veces pernoctó la emperatriz. Aunque hay rótulos que marcan el camino, les recomiendo estudien el mapa antes pues puede es algo confuso y nosotros terminamos ¡dando vueltas de más! Foto: Bruny Nieves


El castillo Trauttmansdorff, alberga además de un interesante museo sobre el desarrollo del turismo en esta región, un colorido y extenso jardín botánico.  Nos encantó pues tiene áreas interactivas para los niños sin dejar de ser un paraíso para los amantes de la flora. Foto: Bruny Nieves

El castillo Trauttmansdorff, alberga además de un interesante museo sobre el desarrollo del turismo en esta región, un colorido y extenso jardín botánico.  Nos encantó pues tiene áreas interactivas para los niños sin dejar de ser un paraíso para los amantes de la flora. Foto: Bruny Nieves


Esta silla es una representación artística de un instrumento que se usaba antes para calentar castañas.  La encontramos caminando por el pueblo de Naturno, en su plaza principal. Foto: Marco Dettling

Esta silla es una representación artística de un instrumento que se usaba antes para calentar castañas.  La encontramos caminando por el pueblo de Naturno, en su plaza principal. Foto: Marco Dettling


El periódico de la región es en italiano, aunque durante nuestra visita sólo encontré a una persona que no entendía alemán.

El periódico de la región es en italiano, aunque durante nuestra visita sólo encontré a una persona que no entendía alemán.


En la pequeña iglesia de San Procolo de Naturno se encuentran los frescos más antiguos, en la Europa de habla alemana.  

En la pequeña iglesia de San Procolo de Naturno se encuentran los frescos más antiguos, en la Europa de habla alemana.  


El valle Venosta tiene un microclima especial que provee sobre 300 días de sol al año y permite que sus manzanas maduren lentamente, lo que las hace más jugosas.  Es impresionante ver la cantidad de árboles que hay y como las granjas cubren todo el valle; nosotros lo apodamos el valle de la manzanas. Foto: Bruny Nieves

El valle Venosta tiene un microclima especial que provee sobre 300 días de sol al año y permite que sus manzanas maduren lentamente, lo que las hace más jugosas.  Es impresionante ver la cantidad de árboles que hay y como las granjas cubren todo el valle; nosotros lo apodamos el valle de la manzanas. Foto: Bruny Nieves


El campanario de Santa Caterina pertenecía al pueblo de Curón, el cuál fue mudado para crear un lago artificial y un dique. Hay quienes piensan que esta construcción fue organizada por el gobierno de Roma, para sabotear a los habitantes de la región.  Foto: Bruny Nieves

El campanario de Santa Caterina pertenecía al pueblo de Curón, el cuál fue mudado para crear un lago artificial y un dique. Hay quienes piensan que esta construcción fue organizada por el gobierno de Roma, para sabotear a los habitantes de la región.  Foto: Bruny Nieves


La montaña del Sol, así conocida por los muchos días soleados que recibe la región, entre nubes. Foto: Bruny Nieves

La montaña del Sol, así conocida por los muchos días soleados que recibe la región, entre nubes. Foto: Bruny Nieves

Prácticas de turismo consciente:

1)   Apoyar las hospederías pequeñas.

2)   Conocer y respetar la historia de la región.

3)   Auspiciar los mercados.

4)   Explorar los destinos en transporte público.


Exterior del histórico Hotel Bavaria en la ciudad de Merano, hecho famoso por la emperadora Sisi. Foto: Bruny Nieves

Exterior del histórico Hotel Bavaria en la ciudad de Merano, hecho famoso por la emperadora Sisi. Foto: Bruny Nieves


Al fondo se ve el paisaje de la cadena de montañas conocidas como Dolomitas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Razón de más para hacer una segunda visita a la región. Foto: Bruny Nieves

Al fondo se ve el paisaje de la cadena de montañas conocidas como Dolomitas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Razón de más para hacer una segunda visita a la región. Foto: Bruny Nieves


El acompañamiento típico en las comidas se conoce como Knödel. Parecido a una albóndiga pero preparado con leche, huevo, harina y muchas veces speck (tocineta ahumada) o queso.  Aquí acompañado de Gulash, una receta húngara para carne guisada.   ¡Probamos varias recetas y la que tiene tocineta fue nuestra favorita!  Foto: Bruny Nieves

El acompañamiento típico en las comidas se conoce como Knödel. Parecido a una albóndiga pero preparado con leche, huevo, harina y muchas veces speck (tocineta ahumada) o queso.  Aquí acompañado de Gulash, una receta húngara para carne guisada. ¡Probamos varias recetas y la que tiene tocineta fue nuestra favorita!  Foto: Bruny Nieves